Schweppes Suntory España pone en marcha “Guardianes del Júcar”

El río Júcar, antes de desembocar en el Mediterráneo, atraviesa la comarca de la Ribera Alta, un entorno degradado que llevaba años pidiendo una regeneración. Schweppes Suntory España se ha puesto manos a la obra y ha presentado el proyecto “Guardianes del Júcar”, en el que están implicados el Ayuntamiento de Carcaixent, la Fundación ECODES y colectivos ciudadanos y ecologistas, además de otras entidades locales y de la Cuenca Hidrográfica.

Entre los años 2019 y 2021, se llevarán a cabo actuaciones para mejorar la calidad de las aguas superficiales, recuperar espacios naturales de ribera, contribuir al conocimiento y mejora de ecosistemas acuáticos, eliminar las especies invasoras en las riberas fluviales y promover un uso público de los espacios naturales. Todo ello gracias a dos iniciativas: la rehabilitación del entorno natural del Barranco de Barxeta, y la mejora de la calidad de las aguas que van a parar a la depuradora de Alzira, a través de la implementación de un filtro verde.

Según el biólogo Tony Herrera, experto en restauración fluvial de la Fundación Ecología y Desarrollo (ECODES), “el Júcar es el eje natural que vertebra la vida de los habitantes de la comarca de la Ribera y sus aguas son fundamentales en la economía local: de ellas depende la fértil huerta valenciana, una de las más pujantes de Europa”.

En Carcaixent se encuentra desde hace más de 70 años CITRESA, la fábrica de concentrados para bebidas de frutas de Schweppes Suntory España. Para el director de la planta, Francisco Baeza, “la cuenca del Júcar es un ecosistema que acoge a nuestra fábrica y de sus aguas dependen cultivos de cítricos con los que elaboramos nuestros concentrados”.

“Somos una compañía de bebidas refrescantes, y el agua es el centro de nuestra actividad, de nuestra propia existencia. Somos agua, el mundo es agua, y como ella, somos transparentes, nos transformamos, y afrontamos los retos del camino con valentía. Por todo ello, estamos comprometidos en proteger este bien tan preciado y, así, contribuir a un mundo mejor para las futuras generaciones”, afirmó en la presentación Carmen Guembe, directora de Comunicación, Relaciones Institucionales y Sostenibilidad de Schweppes Suntory España.

Francesc Salom, alcalde de Carcaixent, subrayó que CITRESA “ha demostrado su capacidad de innovación y constante apuesta por la calidad. Desde el Ayuntamiento estamos orgullosos del trabajo que realiza”. Salom agradeció a Schweppes Suntory España su interés por recuperar el entorno del Júcar. “Sin duda esta iniciativa dice mucho de la filosofía de la empresa y el compromiso que siempre ha demostrado con nuestra localidad. Desde el primer momento, se nos hizo partícipes del proyecto y nuestra intención es seguir colaborando, codo con codo, para que pueda ser una realidad lo antes posible”, concluyó.