Mizu to Ikiru (Vivir con Agua) es el propósito de Schweppes Suntory España que considera el agua como fuente principal de su actividad

Hay una expresión en japonés que revela la filosofía que impregna nuestra actividad diaria: Mizu to Ikiru. Significa “vivir con agua”. Y es que, en el Día Mundial del Agua que celebramos el 22 de marzo, reiteramos nuestro compromiso con la conservación del bien más preciado del planeta.

El agua es la principal fuente de actividad de Schweppes Suntory España y el elemento esencial para la vida. Nuestro objetivo es reducir su consumo hasta un 15% en 2030 y producir envases 100% sostenibles.

“Somos una compañía de bebidas refrescantes, y el agua es el centro de nuestra actividad. Somos agua, el mundo es agua, y como ella, somos transparentes y nos transformamos. Estamos comprometidos en proteger este recurso y así, contribuir a un mundo mejor para las futuras generaciones”, afirma Carmen Guembe, directora de Comunicación, Relaciones Institucionales y Sostenibilidad de Schweppes Suntory España.

El Día Mundial del Agua es una oportunidad de oro para concienciar a usuarios, empresas e instituciones sobre la necesidad de preservar nuestras costas, ríos y mares. “La sensibilización es vital para la protección del planeta. Solo un 0,01% del agua es accesible para la vida diaria sin pasar por procesos para su obtención, por lo que en Schweppes Suntory España preservamos de forma activa las reservas de agua del planeta, promovemos un uso responsable del agua en nuestras fábricas y educamos sobre la importancia de protegerla a nuestros empleados y comunidades”, explica Carmen Guembe.

¿Cómo se trabaja entre los propios empleados? En línea con nuestra visión Growing for Good (cuanto más grandes seamos, mayor puede ser nuestro impacto positivo), impulsamos campañas de concienciación sobre el uso del agua reduciendo su consumo en todos los procesos. ¡Desde 2016 ya hemos rebajado en un 10% el uso de agua en nuestras fábricas!

Regeneración del cauce y del litoral del río Júcar

Hay un proyecto que materializa ese compromiso de la compañía y de la plantilla con el cuidado del agua. Nos hemos convertido en Guardianes del Júcar y contribuimos así a la recuperación del cauce del río Júcar junto a nuestra fábrica de concentrados CITRESA, en Carcaixent (Valencia). El objetivo es doble: crear un filtro verde en la depuración de las aguas y rehabilitar la ribera.

La primera fase de limpieza en el Barranco de Barxeta ha finalizado y ahora se pondrá en marcha la segunda fase de esta actuación: plantaciones, trabajos de bioingeniería en la margen fluvial y creación de una pequeña área recreativa.

Tanto los trabajos del Barranco de Barxeta como las del filtro verde acabarán este año y está planteado que el proyecto termine, definitivamente, tras el verano de 2021, una vez finalicen los riegos de mantenimiento tras la plantación de este año.

“Este programa nació en 2019 con el objetivo de recuperar los valores naturales de esta zona para disfrute de los ciudadanos de Carcaixent y sus poblaciones vecinas. Es nuestro proyecto estrella y estamos muy orgullosos de él, de hecho, ya estamos trabajando en nuevas ideas para continuar su estela en otros entornos acuáticos que lo necesiten con el fin de contribuir a la sostenibilidad del agua”, concluye Carmen Guembe.